Blogia
Pensamientos Peregrinos

Transitar

Deseo

Los deseos en del “Diccionario de los Sentimientos” de José Antonio Marina, y Marisa López Penas:

….hay experiencias que afectan al ser humano en su totalidad· No le dejan indiferente sino que le conmueven‚ zarandean o apaciguan· El diccionario las llama‚ con gran sentido común‚ afectos· AU los define como “pasión del alma‚ en fuerza de la cual se excita un interior movimiento‚ con que nos inclinamos a amar‚ o a aborrecer‚ a tener compasión y misericordia‚ a la ira‚ a la venganza‚ a la tristeza y a otras afecciones y efectos propios del hombre"· El panlexico añade: "Inclinado‚ adicto‚ propenso” O sea hay que experiencias que afectan más que las otras‚ moviendo a sentir sentimientos o inclinando a hacer algo· Me entero por el diccionario de que cuando los humanos ven un árbol no se enarbolan‚ pero cuando ven algo triste‚ se entristecen

·Puedo decir con un alto grado de probabilidad– calcular estos grados es lo mío‚ y no fiarme de pálpitos‚ intuiciones y otras zarandajas‚ como los terráqueos– que los afectos se dividen en impulsos y estados· Al conjunto de los impulsos‚ inclinaciones y tendencias‚ propensiones‚ móviles‚ deseos‚ lo llamaré “territorio motivacional"· Al conjunto de estados afectivos‚ sentimientos‚ emociones y humores “territorio sentimental"·

….Los antiguos filósofos decían que el hombre tiene dos facultades: nous y orexis‚ inteligencia y deseo· Una le pone en contacto con la verdad‚ la otra con el bien· El entendimiento es receptivo ‚ el deseo es tendencial‚ impaciente‚ dinámico· El deseo discurre‚ en el animal que tiene logos‚ paralelamente a ese logos.Por eso la elección es "inteligencia deseosa” o “deseo inteligente” y esta clase de principio es el hombre· Aparece entonces el reino de la praxis‚ pues mientras que en el caso de los demás animales lo forzado es simple‚ como ocurre con los objetos inanimados (pues no tienen una razón y un deseo que se opongan‚ sino que viven segun sus deseos) en el hombre‚ en cambio ‚ ambos se hallan presentes y a una cierta edad‚ a la cual atribuimos el poder de obrar‚ pues nosotros no aplicamos este término – praxis– al niño ni tampoco al animal‚ sino sólo al hombre que obra utilizando el logos…

Desear es una metáfora lexicada‚ maravillosamente poética· Procede del latin “de–siderare"‚ palabra compuesta de un derivativo‚ y "sidus–eris"‚ “astro".Así que desear significa “echar en falta un astro"· Es ante todo el sentimiento de ausencia‚ aunque más tarde se impuso el significado de “buscar‚ obtener‚ anhelar"·

El deseo es un tema que obsesiona a los seres humanos en las últimas décadas· Viven‚ segun muchos autores en una cultura del deseo· Los griegos acuñaron la palabra plexonía para designar con desprecio los excesivos anhelos· Y los moralistas previnieron contra ellos· Los budistas‚ miembros de una religión a la que tendré que referirme porque recomienda una peculiar vida sentimental‚ consideran que el deseo es el fundamento de la tragedia del yo personal· Quien se libera de deseos se libera de la tiranía del yo y alcanza una libertad completa·
Pero la cultura occidental no parece seguir esos caminos· Su sistema económico y vital se basa en continuas promociones masivas de deseos· Esta actitud produce un tipo curioso de personalidad.
Dos autores franceses‚ Deleuze y Guattari‚ desde la psiquiatría ‚ o mejor‚ desde la antipsiquiatría‚ consideraron que cada ser humano es una colección de máquinas deseantes· Cada uno con deseos autónomos e incoherentes‚ dotados de su propio dinamismo‚ es revolucionario en esencia‚ es explosivo‚ y por ello ninguna sociedad puede tolerar la circulación de los deseos reales sin ver comprometidas sus estructuras de explotación‚ de servidumbre y de jerarquía· Esto explica otra contradicción en los humanos‚ o al menos en los humanos occidentales: incitan continuamente al deseo‚ pero tienen que poner freno al deseo porque es subversivo del orden social·
El castellano distingue entre un deseo general y algunos deseos particulares· Deseo es la experiencia consciente de la tendencia hacia algo real o imaginario cuya posesión buscamos· “Anhelo o apetencia del bien ausente y no poseído"‚ dice AU· La posesión parece ser el fin del deseo· Apetito‚ es un pariente del deseo· Es un sinónimo a la baja· Suele usarse para designar deseos carnales· Gana es el sinónimo castellano del deseo· Una palabra autóctona de dificil traducción a otras lenguas· Tiene la ventaja de admitir un contrario: desgana·Una atención especial merece la palabra querer‚ porque pone de manifiesto las intrincadas relaciones que el sentimiento y la acción mantienen· Significa “desear"‚ pero también “tener la intención de hacer algo” o “la decisión de hacerlo” o “empeñarse en ello"· Y por último‚ ha llegado a ser sinónimo de amor·
….La historia básica del deseo se cuenta enfatizando aspectos distintos· El primero que voy a considerar es la intensidad· Hay un deseo impaciente e intenso: el anhelo· Palabra culta y espiritual· La vehemencia hace que el anhelante espere respirando trabajosamente‚ con el hálito perdido· Otro deseo vehemente es el ansia· Ambas acepciones– deseo y angustia– tienen dos rasgos comunes: la agitación y la dificultad para respirar· Los humanos pierden la respiración por muchas cosas y vale la pena detenerse en tan curioso mecanismo· Las dificultades respiratorias se dan – según los diccionarios – en varias familias sentimentales: la congoja‚ el anhelo‚ el ansia‚ el agobio y la angustia· Con un resuello de tanta repercusión psicológica no es de extrañar que al espiritu le llaman "pneuma” o aliento· El ansia es un malestar físico que se manifiesta principalmente en la respiración jadeante· El anhelo guarda la huella de su antepasado latino an–helare‚ “respirar con dificultad"· Covarrubias da una explicación de esta falta de resuello apelando a la prisa del deseo· Anhelar vale tanto como respirar con dificultad· Angustia deriva del latin Angustus‚ “estrecho o cerrado"· También agobio significa sofocación y la congoja es un sentimiento que ahoga· Etimológicamente precede del latin “congoja” que es una especie de tristeza; el ansia es deseo‚ pero también angustia· Todo provocan intranquilidad‚ agitación e impaciencia· A mediados del siglo XIX apareció la palabra ansiedad‚ “estado de agitación‚ inquietud y zozobra de ánimos” (DRAE 1899)· Angustia‚ preocupación e impaciencia por algo que ha de ocurrir· Parece que el malestar del ansia está producido por la impaciencia del deseo y el temor de no poder saciarlo· Se nos presenta aqui la cara oscura del deseo· El deseo es impaciente‚ intranquilo‚ desasosegante y angustioso· Es posible que este aspecto dramático del deseo se acentuara con la aparición del romanticismo· Los deseos y una parte importante de los sentimientos incitan a obrar· Una acción puede realizarse en modos sentimentalmente distintos· Paciente o impacientemente‚ con solicitud o con descuido· Pero el lenguaje es suficientemente perspicaz para saber que en la antecámara de cada acción hay siempre sentimientos que la impulsan ‚ la mantienen y la orientan.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Para crecer, basta con cumplir años.

Para crecer, basta con cumplir años.

Para crecer, basta con cumplir años. Hacerse mayor, sin embargo, es aprender a despedirse

No creo en el amor eterno sino en el eterno amor.
Por eso, si recuerdo una gran amistad o un gran amor intento hacerlo con la delicada alegría de los amigos que amaron no con la posesividad de los insatisfechos.
Abro las manos del alma y dejo andar su recuerdo como si liberara una paloma cautiva.


QUIERO GUARDAR EN MI MEMORIA

QUIERO GUARDAR EN MI MEMORIA

La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la oficina

El leve rastro de perfume que quedó flotando en el despacho una mañana, cuando yo aún no me atrevía a dirigirte la palabra.

El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a tomar algo.

El aroma que dejaste en mi almohada la noche que por fin dormimos juntos.

Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo durante nuestra viaje a ninguna parte.

Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos, hablando y tocándonos. (También las horas que pasé simplemente soñando o pensando en ti).

4 de Agosto de 2004, Santiago de Compostela.

4 de Agosto de 2004, Santiago de Compostela.

El cuatro de agosto a las once de la noche llege a la Plaza del Obradoiro. A medida caen los kilometros hacia Santiago los sentidos se agudizan, te sientes parte del camino, integrado en él.

La llegada a Santiago es la meta, da sentido al camino y lo que sientes frente a esa catedral no lo se definir con palabras.

Han sido días duros y otros no tanto, las ampollas me han acompañado todo el camino recordandome el sufrimiento y la entrega que debemos soportar para alcanzar nuestras metas en la vida.

Pocos dias he andado en solitario, casi siempre hubo amigos y amigas que me acompañarón durante algunas jornadas, disfrutanto de su compañía y amistad, este camino, que es como mi vida, me ha enseñado que se recorre en solitario, y en esa soledad y con ella es como alcanze y alcanzare la meta del peregrinaje.

24 de Julio, Mansilla de las Mulas-León

24 de Julio, Mansilla de las Mulas-León Comienzo temprano
Etapa corta
Paseo con Antonio
León
Catedral de León
Paseo por León
Albergue Municipal
Barrio Humedo

23 de Julio, Bercianos- Mansilla de las Mulas

23 de Julio, Bercianos- Mansilla de las Mulas Sallida tranquila
Disfrutar del camino
La piedra para la cruz
Reencuentro con Antonio
Mansilla de las Mulas
Albergue
Hospitalidad
Cena

22 de Julio, terradillos de los Tempalrios-Bercianos del Real Camino

22 de Julio, terradillos de los Tempalrios-Bercianos del Real Camino Camino en soledad
La meseta Castellana
Las construcciones de adobe
las bodegas subterraneas
Mares de oro
Fiebre
Bercianos la hospitalidad
Cura de pies
Hospitalero Zarqagozano

25 de Julio, León Villadangos del Paramo

25 de Julio, León Villadangos del Paramo Santiago en caballo
procesión
Salida de León
Desayuno en la estación de autobuses
camino cercano a la carretera
el cuarto de los podologos
Villadangos
La procesión de Santiago

21 de Julio, Villalcazar de Sirga-Terradillos de los Templarios

21 de Julio, Villalcazar de Sirga-Terradillos de los Templarios De Templario en templario
Carrion de los Condes
los dulces del convento
el alcohol de romero que ha durado hasta este mes
Ambiente peculiar
ni fotos de Terradillos
Albergue todo en uno
Italiano a caballo

20 de Julio, San Nicolas Villalcazar de Sirga

20 de Julio, San Nicolas Villalcazar de Sirga Camino con Iñaky hasta Fromista
Paquete Peregrino en Fromista
camino en soledad hasta Villalcazar de Sirga
La ruta templaria
encuentro con los italianos cena pasta
La magnifica iglesia, recuerdo de la encomienda templaria

19 de Julio San Antón San Nicolas

19 de Julio San Antón San Nicolas Jornada corta
desayuno Castrogeriz
Alto Mostelares
San Nicolas
Hospitalero con noticias
Puente Fitero
Estrellas del camino
misa y lavado de pie
cena mágica
despertar y ver la vela en el altar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 de Julio, Burgos Rabé de las Calzadas

17 de Julio, Burgos Rabé de las Calzadas Visita a Burgos
Catedral
Monumentos
ciudad peregrina
Salir de Burgos
Rabe de las Calzadas
Albergue solitario
Cura de pies
descanso

16 de Julio, Ages Burgos

16 de Julio, Ages Burgos Noche de tormena,
Salida temprana,
Atapuerca
Erika
camino de Burgos
Burgos al fin
Iñaky
Silvia
Jaime el hospitalero
El helado de fin de jornada
El camino son estos momentos

16 de Julio, Ages Burgos

16 de Julio, Ages Burgos Noche de tormena,
Salida temprana,
Atapuerca
Erika
camino de Burgos
Burgos al fin
Iñaky
Silvia
Jaime el hospitalero
El helado de fin de jornada
El camino son estos momentos

16 de Julio, Ages Burgos

16 de Julio, Ages Burgos Noche de tormena,
Salida temprana,
Atapuerca
Erika
camino de Burgos
Burgos al fin
Iñaky
Silvia
Jaime el hospitalero
El helado de fin de jornada
El camino son estos momentos

16 de Julio, Ages Burgos

16 de Julio, Ages Burgos Noche de tormena,
Salida temprana,
Atapuerca
Erika
camino de Burgos
Burgos al fin
Iñaky
Silvia
Jaime el hospitalero
El helado de fin de jornada
El camino son estos momentos

12 de Julio. Navarrete-Nájera

12 de Julio. Navarrete-Nájera Los compañeros de habitación madrugan, yo dudo si caminar hoy porque el estado de mis pies no es nada bueno. Silvia, tras su desayuno, vuelve para reemprender el camino. Le digo que prefiero descansar más rato y nos separamos de nuevo. Hasta eso de las nueve no me levanto. Las hospitaleras estaban cerrando el refugio cuando llego a la puerta, un poco más tarde y me quedo encerrado. Decido aliviar el peso de la mochila: me acerco a la estafeta de correos y envio mi primer paquete peregrino. La salida de Navarrete es bonita. Los pies ya se han calentado y no duelen. Me animo pensando en que hoy sólo son dieciséis kilómetros. Hoy camino solo. Me cruzo con pocos peregrinos. El tramo hace honor al nombre de la localidad que diviso: Ventosa y, con este viento, la soledad y el camino voy adentrándome en las sensaciones de esta ruta milenaria. En la pared de una vieja fábrica de harinas está uno de los Poemas Peregrinos más hermosos que describen el camino. La entrada a Nájera no es nada agradable, prólogo de lo que hay en cada núcleo urbano de cierto tamaño. El Refugio es nuevo y todo lo opuesto a lo que busco en el camino, un gran barracón con literas. Siento la masificación del camino. Tumbado en mi litera observo distintos tipos de peregrinar: los "operarios del camino" son los que más me llaman la atención. Se lo toman como una jornada de trabajo: madrugar, cumplir con la jornada/etapa del día, llegar al albergue, coger sitio antes que los demás... No creo que disfruten del camino o, quizá, su forma de disfrutar dista mucho de lo que yo siento. En el camino, como en la vida, te encuentras gente de todo tipo: unos sólo quieren cumplir, otros encontrar sentido, otros conseguir un fin y otros disfrutar del momento/camino.

12 de Julio. Navarrete-Nájera

12 de Julio. Navarrete-Nájera Los compañeros de habitación madrugan, yo dudo si caminar hoy porque el estado de mis pies no es nada bueno. Silvia, tras su desayuno, vuelve para reemprender el camino. Le digo que prefiero descansar más rato y nos separamos de nuevo. Hasta eso de las nueve no me levanto. Las hospitaleras estaban cerrando el refugio cuando llego a la puerta, un poco más tarde y me quedo encerrado. Decido aliviar el peso de la mochila: me acerco a la estafeta de correos y envio mi primer paquete peregrino. La salida de Navarrete es bonita. Los pies ya se han calentado y no duelen. Me animo pensando en que hoy sólo son dieciséis kilómetros. Hoy camino solo. Me cruzo con pocos peregrinos. El tramo hace honor al nombre de la localidad que diviso: Ventosa y, con este viento, la soledad y el camino voy adentrándome en las sensaciones de esta ruta milenaria. En la pared de una vieja fábrica de harinas está uno de los Poemas Peregrinos más hermosos que describen el camino. La entrada a Nájera no es nada agradable, prólogo de lo que hay en cada núcleo urbano de cierto tamaño. El Refugio es nuevo y todo lo opuesto a lo que busco en el camino, un gran barracón con literas. Siento la masificación del camino. Tumbado en mi litera observo distintos tipos de peregrinar: los "operarios del camino" son los que más me llaman la atención. Se lo toman como una jornada de trabajo: madrugar, cumplir con la jornada/etapa del día, llegar al albergue, coger sitio antes que los demás... No creo que disfruten del camino o, quizá, su forma de disfrutar dista mucho de lo que yo siento. En el camino, como en la vida, te encuentras gente de todo tipo: unos sólo quieren cumplir, otros encontrar sentido, otros conseguir un fin y otros disfrutar del momento/camino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 de Julio. De Los Arcos a Torres del Río

10 de Julio. De Los Arcos a Torres del Río El día esta lluvioso, como mi ánimo. Lo único que tengo claro es que debo salir de Los Arcos, el camino me dirá dónde detenerme. Salgo de Los Arcos con paso lento, los pies duelen mucho, y soy adelantado por peregrinos que enseguida pierdo de vista. ¡Cuán distinto de anteayer! Paso a paso me acerco a una pareja de peregrinos que van parando cada poco. Me uno a ellos y acomodamos nuestros pasos. En el camino siempre hay alguien que puede acompañarte, ni siquiera has de buscar compañía a toda costa, debes disfrutar de tu soledad o de la compañía que encuentres, disfrutar de cada ocasión. El tramo de Los Arcos a Sansol es un continuo sube y baja: en las bajadas veo las estrellas con el talón y en las subidas duelen las ampollas delanteras. Poco a poco nos acercamos a Sansol y tras él, girando un poco, Torres del Río. Apenas hemos andado ocho kilómetros, nos detenemos a almorzar y cuál es mi sorpresa cuando en el dintel del bar aparecen juntos tres símbolos del camino: la Tau, la Pata de Oca y la Cruz Templaria. Ese sin lugar a dudas es un lugar especial, además de la presencia de la iglesia del Santo Sepulcro, templaria como Santa María de Eunate y, como ésta, símil del templo de Jerusalén. Otro lugar mágico del camino. El bar de la Pata de Oca me sorprende muy gratamente por su decoración y por sus generosas raciones. Entablo conversación con Virginia y me informo acerca de los horarios de visita de la iglesia. Mis compañeros de hoy deciden partir. La conversación es animada. Conoce toda la simbología del camino y es muy buena anfitriona. Me regala una bola de cuarzo rosa para que me de energía en el camino. Sus consejos acerca de la amistad, la magia de la gente y del camino interior de sensaciones y sentimientos que cada uno hacemos a lo largo de nuestra vida es algo que ha influido en mi pensamiento. Un día especial. El peregrino vuelve a andar y descubre que el camino es el que indican las paradas, tan sólo hemos de fluir por él e interpretar las señales como nuestra intuición, entendimiento o voluntad quieran hacerlo. Me alojo en el refugio que regenta la asociación Vía Lactea, lleno de simbología templaria y hospitalaria. Visito la iglesia y, si en Eunate todo es luz, nacimiento y vida, aquí es oscuridad, negrura, muerte. Cara y cruz de la vida. Dos iglesias de la misma planta y probablemente los mismos arquitectos y que provocan dos sensaciones tan distintas. A partir de hoy el camino señala y el peregrino atiende esas señales.

Los Arcos, tercer día

Los Arcos, tercer día El tercer día del camino es, probablemente, uno de los más dificiles, al menos para mí lo fue. Tras el exultante optimismo de ayer, andando dos etapas, hoy de visita al centro de salud para curar los pies. Nuestros pies nos soportan durante toda la vida, nos llevan y nos traen y no les dedicamos la atención que se merecen. No eran sólo los pies los doloridos también mi orgullo. Ayer dueño del camino, hoy peregrino sin caminar. El abandono asalta mi mente y soy consciente de que si continúo no llegaré el día previsto. Es un día gris y amargo. Sólo hago una foto en todo el día a la torre de la iglesia. Me corto el pelo. Todo un día vagando por Los Arcos. Una peregrina me dice que así ya no llego a Santiago. En mi cara se mezcla indignación y desafío. En este día para mí empieza de nuevo el camino con un objetivo: llegar a Santiago; y sin una obsesión: da igual que no sea el 25 de Julio, no fijo día para la llegada. Todos los días del camino son metáforas de la vida y el que hoy describo fue una cura de humildad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres