Blogia
Pensamientos Peregrinos

San Silvestre, fin de año.

Un libro que llega a su fin. Alcanzar el fin del camino que emprendimos. Llegar a nuestro destino. Son sensaciones parecidas a la de hoy. Un año se acaba.
Siempre se representa al año viejo como un anciano de luengas barbas y con bastón, frente al bebe del nuevo año, ¡qué alegoría de lo efímero! Hoy, especialmente, siento que no es importante la meta, el llegar al fin, sino el disfrutar del camino, disfrutar consciente y plenamente de lo que estemos haciendo; eso es lo que nos hace llevadero el tránsito por los caminos que elijamos. La meta se nos dará, la alcanzaremos sin esfuerzo si sólo es un objetivo; si se trata de una obsesión difícilmente llegaremos a conseguirla, puesto que su presencia nos impedirá disfrutar del sendero. Fijémonos pues objetivos. Que éstos no se conviertan en obsesiones y dejemos que el tiempo nos guíe. Cuanto más consciente sea nuestro disfrute del momento, del camino, del tránsito, más felices y realizados nos sentiremos. Feliz año nuevo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres